Rechaza Cabildo mayor apertura a Ciudadanía

Rechaza Cabildo mayor apertura a Ciudadanía

Se redujo la propuesta original de asociaciones civiles; persisten procedimientos que “dificultan y limitan” participación ciudadana

Cabildo rechazó ayer las modificaciones al Reglamento Interior del Ayuntamiento que promoverían una mayor apertura a la ciudadanía para participar con voz, además de un mayor acceso a la información pública, propuesta que fue entregada como iniciativa ciudadana por un conjunto de 25 representantes de la sociedad civil organizada.

Luego de que la comisión edilicia de Gobernación trabajó con sociedad civil para darle forma a las modificaciones de los artículos 5, 33, 37, 70, 71, 76, 84, 94, 109, 149, 151 y 154, concernientes a mayor acceso a la información pública y procesos más fáciles para la participación ciudadana con voz en los espacios de tomas de decisiones y de que las modificaciones en esas reuniones fueron aprobadas por unanimidad, el dictamen votado en la sesión de Cabildo #84 Ordinaria pasó únicamente con dos de tres firmas de los regidores que conforman la comisión. El edil que no se mostró a favor del dictamen presentado fue Ubaldo Solís, de la facción Independiente, quien en el pleno del Ayuntamiento propuso una reducción a la iniciativa.

Solís argumentó que la propuesta “no fue debidamente socializada ni consensuada con el resto de los regidores” y que existen propuestas que requieren un mayor estudio de fondo pues tienen un “impacto económico, de recursos materiales, humanos y hasta tecnológicos”, por lo que limitó la propuesta a la modificación de los artículos 45 (correspondiente a facultades del síndico), al artículo 70 y 71 (sobre iniciativa ciudadana, en el que amplió los plazos propuestos para que Secretaría del Ayuntamiento notificara al promovente de la iniciativa que esta fue radicada a las comisiones correspondientes) y el artículo 84, 79 y 82 (sobre las participaciones de regidores antes o después de las participaciones ciudadanas con voz).

Por su parte, el presidente municipal, Armando Cabada, secundó la propuesta del regidor Solís, “viendo que estos planteamientos [de Solís] los podemos adoptar de manera inmediata y los otros llevarlos a estudio”.

La ciudadana Marisa Colmenero, coordinadora de la Asamblea de Organizaciones de la Sociedad Civil de Ciudad Juárez, participó con voz en este punto del orden del día en Cabildo. Lamentó la retracción del edil Solís “después de haber trabajado con la comisión”, dijo”. [...] A más de un año de estar en comisiones y sesiones nos hemos encontrado con procedimientos que dificultan y limitan una efectiva participación de la ciudadanía”. Aseguró que se coarta el derecho a la información por la omisión de datos en los órdenes del día e instó a la aprobación de las modificaciones a los artículos 33 y 149 “si es que están interesados en asegurar y proteger el espíritu de la participación ciudadana”.

No obstante, la modificación propuesta por Solís fue aprobada con 17 votos a favor y uno en contra, y la iniciativa ciudadana fue desechada.

Tras la votación, el presidente de Plan Estratégico de Juárez, Miguel Fernández Iturriza, levantó la mano para hacer uso de la palabra, mismo que le fue negado por el presidente municipal. “El día que quiera hacer uso de la palabra, inscríbase como cualquier otro ciudadano”, instó Cabada. “La participación ciudadana limitada es lo que tiene a nuestro país así”, concluyó Fernández Iturriza.

Iniciativa Ciudadana se perdió en presidencia

El 12 de febrero de 2018, 25 representantes de sociedad civil organizada presentaron ante la Secretaría del Ayuntamiento, quien selló y firmó de recibido el documento, una iniciativa ciudadana que buscaba reformar algunas artículos del Reglamento Interior del H. Ayuntamiento en favor de la participación ciudadana y del acceso a la información pública.

El 30 de agosto, más de seis meses después, la comisión edilicia de Gobernación convocó a una reunión para tratar la iniciativa. Sin embargo, al inicio de la reunión, Rosalía Mejía, directora de Gobierno, aseguró que “esta iniciativa ciudadana no dio cumplimiento con lo establecido en el reglamento interior. Por lo tanto no puede tratarse como iniciativa ciudadana”. Mejía comentó que no existía en la Secretaría de Ayuntamiento ningún escrito formal presentado por el colectivo y negó que fuera problema de la secretaría.

Sin dejar de negar su responsabilidad en el acto, dijo que se iniciaría un proceso de investigación para saber qué fue lo que sucedió.

Pese a que la iniciativa ciudadana no procedió como tal formalmente, el regidor Eduardo Fernández dijo que adoptaría las reformas como iniciativa suya, que posteriormente se discutieron y ajustaron, para finalmente ser rechazadas en Cabildo por él, 16 regidores más y el presidente municipal.


#CabildoAbierto, Participación Ciudadana, Cabildo Abierto